Es un blog, estúpido

¡Es un Blog, estúpido!

Vale, vale hoy empiezo fuerte. Y no, no te estoy insultando (después te explico de donde viene esta frase). Solo te estoy llamando la atención a algo que te gusta y que lees todos los días pero que aún no tienes y deberías tener: Un blog.

¿Por qué hacerse un blog?

A estas alturas de la vida no te voy a contar que es un blog, estás leyendo uno. Pero lo que quizás no sepas todavía es que tú también necesitas uno. Y digo necesitas por muchas razones. Te expongo 4:

Te diferencia de los demás

Competir es algo agotador ¿y para qué? Seguro que en tu profesión, como en la mía hay cientos o miles de personas que saben hacer lo mismo. Te cuento un secreto: Hay muchísimas personas que son mucho mejores que yo en mi profesión. Pero aquí estás leyéndome a mi ¿por qué será? Voy a ponerte un ejemplo gráfico:

Una tonelada de arena (1000 Kg) cuesta alrededor de 30€. Mientras que una vasija de cristal 9.000 €. Te he puesto los enlaces por si quieres ver los precios con tus propios ojos.

arena
cristal

La arena y el cristal están hechos del mismo material, silicio. De hecho si me apuras en este caso en concreto la arena es más valiosa. Sirve para construir casas donde la gente puede vivir mientras que lo otro es un “capricho”.

¿Dónde radica la diferencia? En la abundancia. Todos los granos de arena son iguales, sustituibles por otros y muy abundantes. Como tú (no te enfades que es un ejemplo). Mientras que la vasija es algo especial y único.

Un blog te da la capacidad de mostrar que te hace especial en este mundo rodeado de gente hiperespecializada pero unos igual que otros (arena). Si quieres saber más sobre como diferenciarte mira esta entrada del blog de David García: El mejor consejo para encontrar trabajo.

Desmuestras lo que sabes (y aprendes)

¿Cuál es el objetivo de tu CV? Ni más ni menos que una entrevista de trabajo en la que puedas demostrar lo que vales ¿Y si tuvieras la oportunidad de demostrarlo antes incluso de que el entrevistador te conozca en persona? ¿No sería un avance significativo?

No es lo mismo decirle a una persona que eres maestro y que sabes motivar a tus alumnos, que demostrárselo con hechos, por ejemplo, vídeos, logros de tus alumnos, etc,.

Está claro que esto lleva tiempo y dedicación. Pero como dice el refrán: “quien algo quiere algo le cuesta”.

Los beneficios son muchos. Entre otros: tus lectores verán que sabes de lo que hablas, te verás forzado a aprender más sobre tu profesión para escribir en tu blog y podrás ayudar a otros (algo que da mucha satisfacción, te lo digo por experiencia).

Conectar con otros profesionales y empresas

Uno de los grandes problemas que tenemos en nuestra zona de confort es que limita nuestra capacidad de hacer “networking”. Esto es de conocer gente nueva en el sector.

Por medio de un blog, y las redes sociales como complemento, puedes llegar a conocer a personas que te sorprendan. Algunos te ayudarán a mejorar, otros te darán oportunidades que no esperabas e incluso alguno te podrá ofrecer trabajo.

El trabajo que desarrolles en tu blog va a decir mucho de ti. Cada uno tenemos nuestra forma de hablar y escribir, nuestros principios y valores y nuestra personalidad única. Siendo constante tus lectores cada vez tendrán la sensación de que te conocen un poco más y crearán vínculos contigo.

Visibilidad y Marca Personal

Tu marca personal eres tú, pero los demás no lo saben. ¿Cómo puedes ganar visibilidad?

A nivel local (1.0 por decirlo así) puedes aprovechar todas las oportunidades que tengas para hablar de lo que haces… pero cuando te vayas adiós muy buenas. O has dejado una profunda huella en esa persona o en dos días ni se acordará de la conversación. Una tarjeta de visita puede ser una buena opción pero ¿a dónde va a dirigir esa tarjeta de vista a tu contacto?

A nivel 2.0 (Internet), las redes sociales están muy bien, pero estás en casa de otros y por tanto no puedes controlar ni por asomo muchas de las variables de tu marca personal. Tu estilo, tus colores, tu personalidad quedarían diluídos en un mar de conversaciones de otros usuarios.

Tu blog será tu espacio personal. Donde dices y haces lo que quieres, donde tú pones las normas y donde los demás se van a sentir cómodos para conocerte y contactar contigo.

 

Uff ya te veo sudando. ¿Qué un blog lleva mucho tiempo? Pues claro ¿Qué no sabrías por donde empezar? Pues para eso estoy aquí, para echarte una mano. Las excusas las sabemos formular todos. Y me incluyo porque me pongo amenudo.

Risto Mejide (sí, ese señor tan borde de la tele), en su libro NO BUSQUES TRABAJO analiza las excusas que todos nos ponemos a la hora de emprender un proyecto. Hay muchas como por ejemplo: “Yo solo se hacer una cosa” o “Quién va a confiar en alguien como yo”. Lo curioso es que al final de cada capítulo hay una sección en blanco (para que escribas) que se titula: Replantéate la excusa.

risto blog

 

Cómo crear un Blog

Sigues leyendo… eso quiere decir que te lo estás planteando, oye pues ¡Enhorabuena! Y como te he dicho no vas a estar solo. A continuación te muestro tres plataformas en las que puedes comenzar con tu blog en menos de 10 minutos.

Blogger

Blogger es la plataforma de Google que aloja miles (millones) de blogs. Es muy fácil de utilizar y es gratuita. Se accede a través de blogger.com. Cuando entras te aparecerá lo siguiente:

Inicio Blogger

Para crear un blog vas a necesitar una cuenta de Google (@gmail.com) con la que trabajar.

Al crear un nuevo blog te permitirá seleccionar el Título y su dirección (loquesea.blogspot.com).

Si la dirección está disponible te permitirá seguir con la creación de tu blog. Configurando un poco su apariencia.

nuevo blog

Finalmente accederás al gestor de contenido.

gestor Contenido

A partir de ahora ya podrás crear tus entradas y compartirlas. De hecho, al ser una plataforma de Google te va a posicionar mejor en su buscador que otras plataformas de blogging.

¿Ves? ¿A qué no ha sido tan difícil? En realidad crearse un blog hoy en día es lo más sencillo del mundo. Aunque Blogger está muy bien no es, ni mucho menos mi plataforma favorita. Vamos a la siguiente.

WordPress.com

Esta plataforma de blogging basada en el CMS (Gestor de contenidos) de WordPress.org permite crear tu página web o blog de forma sencilla y gratuita.

inicio WordPresscom

A continuación te muestro en imágenes el proceso de creación inicial del blog. Es muy sencillo paso a paso.

En lo personal me gusta más como funciona esta plataforma y los temas (o plantillas) que tiene. Que pese a ser limitados en la versión gratuita pueden ser muy interesantes para empezar.

Como todo en esta vida estas dos plataformas tienen ventajas e inconvenientes. Al ser gratuitas estás muy limitado a la hora de personalizar, configurar y gestionar tu “casa”. Por eso yo me decantaría, de hecho lo he hecho, por la última opción.

WordPress.org

Sí, se llama como la anterior. WordPress es un gestor de contenido gratuito que puedes instalar para crear tu propia web/blog.

Claro WordPress.org es gratuito pero se necesita un hosting (un servidor) donde instalarlo y un dominio (por ejemplo israelramos.net) para que los usuarios sepan dónde ir a buscarte. Todo esto se puede hacer por menos de 100€/año.

¿Ventajas? Muchas: Absoluta libertad de configuración, instalación de plugins y widgets, infinidad de temas para que el blog luzca a la perfección…

¿Inconvenientes? La instalación, configuración y gestión iniciales son aspectos técnicos que pueden llegar a abrumarte si no sabes del tema. Aunque cada vez es más fácil tiene su curva de aprendizaje.

Eso sí, la web sería 100% tuya y harías con ella lo que quisieras.

Conclusión

¿Cómo lo ves? Me parece que necesitas un blog sí o sí.

Bueno, no me he olvidado de explicarte porque he puesto este título al post. Te lo cuento: para el año 1992 George Bush (padre) era considerado imbatible por la mayoría de los analistas políticos (los analistas suelen fallar). Por aquella época el jefe de campaña de Clinton colgó un cartel en las oficinas centrales con tres mensajes:

  1. Cambio vs. más de lo mismo.
  2. La economía, estúpido.
  3. No olvidar el sistema de salud.

La frase se hizo tan famosa que se empezó a usar para destacar lo esencial en una determinada situación.

Bueno, creo que ha quedado claro. ¿Y tú? ¿Tienes ya tu blog montado? Pues me gustaría verlo ¿Te vas a plantear crear uno? Espero verte pronto por la blogosfera y, quién sabe, igual colaboramos juntos.

¡Hasta otra!

Deja un comentario