Necesito clientes

¿El cliente siempre tiene la razón?

La respuesta es: Sí. Porque el cliente  es quien nos va a dar el dinero.

 

Con 11 palabras me podría quedar tan tranquilo y pasar a otro tema pero entonces  no estarías leyendo esto, porque esa respuesta ya la sabías ¿no? La cuestión real es ¿cómo conseguir que los clientes vengan a ti? (y a mi claro :P) Ahí está el meollo del asunto.

Recientemente he estado realizando un curso para emprendedores del que he sacado mucho más provecho del que esperaba. Voy a ir destripando para contarte todos los secretos que pueden llevarte al éxito cuando emprendas tu proyecto.

 

¿Quieres descubrirlos? Pues continúa leyendo.

 

El cliente SIEMPRE tiene la razón

 

Los humanos somos muy enamoradizos, pero no solo a la hora de buscar pareja, si no también cuando tenemos una idea. Muchas empresas de nueva creación fracasaban precisamente por eso. Claro cuando tenemos una idea creemos que,si la contamos, nos la van a robar o que va a funcionar sí o sí porque es innovadora.

Pues bienvenido a la cruda realidad: La única idea que funciona es la que tiene clientes que la compren.

 

La única idea que funciona es la que tiene clientes que la compren

 

Un ejemplo: Imaginemos que creamos un coche que no necesita combustible. ¿Qué gran idea no?….   Pero si fabricarlo nos costara 100.000.000 € ¿Habría algún cliente? Difícilmente ya que vender ese producto incluso a precio de coste no nos interesaría. Por otro lado, el valor del producto (no tener que gastar dinero en combustible) perdería su importancia.

 

Esta claro ¿no? Una idea sin un  cliente posible no vale para nada. Pero no desistamos, vamos a dar una segunda oportunidad a nuestra idea.

 

Continuando con el ejemplo: Sabemos que un coche a ese precio no podemos venderlo. Pero con los conocimientos que tenemos podemos sacar un coche al mercado  que consume mucho menos que los actuales. Como contra tiene que su precio es un 25% más alto que los coches de su gama ¿Hay cliente para ese coche? Pues es muy posible. ¿Cómo lo podemos saber? Con los mapas de empatía.

 

Los mapas de empatía, la clave para saber quién es nuestro cliente

 

Mapa de empatía del cliente

 

Cómo ves un mapa de empatía es un esquema, en realidad muy simple, que nos ayuda a ponernos en la piel de nuestro posible cliente. Las ventajas de esto son claras y nos lleva muy poco tiempo hacernos una idea de las necesidades (reales o que podemos crear) de nuestro posible cliente.

¿Cómo funciona esto? 3 sencillos pasos:

Paso 1: Datos personales del cliente Objetivo

Lo primero que hay que hacer es coger un postit y rellenarlo con los datos personales de nuestro posible cliente. Esto es: nombre, edad, sexo, ocupación, en donde vive. Todo esto nos ayudará a comenzar a empatizar con él (o ella).

 

Paso 2: Responder a las preguntas del esquema

En la parte superior de nuestro lienzo puedes ver 4 preguntas que debemos responder sobre nuestro cliente. Son fáciles no te preocupes. Lo mejor es coger más postits e ir colocándolos donde creamos conveniente. También es recomendable preguntar a otras personas que opinan.

El tema de poner pegatinas intercambiables no es una tontería. Más de una vez vas a querer cambiar algo de sitio porque has descubierto que te encaja mejor. Además lo hace muy visual.

 

Paso 3: Miedos y temores, Aspiraciones y deseos.

Nuestros clientes son personas, como cualquiera de nosotros, por tanto tienen sus temores y miedos ¿Será caro ese producto que me gusta? ¿Valdrá de algo hacer una dieta? ¿Y si no consigo sacar buena nota?

Por otro lado, todos tenemos deseos y aspiraciones. “Me encantaría ir de vacaciones a un lugar exótico” , “Qué ganas tengo de probar ese videojuego”.

Todo eso iría en colocado en la parte inferior del mapa de empatía. Te quedará como ves en la siguiente imagen.

 

Mapa de empatía

 

¡Pruébalo! Cuando lo tengas hecho seguro que tienes una idea más clara de por donde pueden ir los tiros y la propuesta  que puedes hacer a tus posibles clientes.

 

¿Cómo lo ves? Bueno nadie ha dicho que sea fácil. Con este tema todos nos frustramos más de una vez, pero con las herramientas correctas podemos enfocar nuestras ideas e ir haciéndolas evolucionar.

Recuerda, no te enamores demasiado de tu idea, sin un cliente que la compre estas perdido.

Tipos de cliente

 

Claro no hay un solo tipo de cliente, hay personas que nunca habrías imaginado que pudieran buscarte y ahí están. Por otro lado, hay clientes que creías que no merecían la pena pero te das cuenta que son los que por ahora te mantienen el chiringuito.

Para entenderlo mira la siguiente imagen.

Comparativa de teatro a clientes

Cuantos ¿tipos de cliente tiene un teatro? Al menos tres: El gallinero, el patio de butacas y el palco.

Trasladado a nuestros clientes.

  • El gallinero: Clientes que pagan precios bajos por productos muy asegquibles. Son mucho pero la rentabilidad es escasa. Aun así suelen ser los primeros en aparecer.
  • El patio: Nuestros cliente objetivo, son los que dan la estabilidad necesaria a la empresa y los que eligen productos con buena rentabilidad. Tardan en llegar.
  • El palco: A nadie le amarga un dulce ¿no? Estos clientes son premium y, aunque no son la base de nuestro negocio, hay que cuidarlos muy bien ya que son los que más dinero tienen (y sueltan claro).

Interesante ¿verdad? Con estas pequeñas nociones creo que ya te puedes ir haciendo una idea de por donde van los tiros. Claro que ahora nos falta algo, el producto.

En futuras entradas veremos como podemos enfocar nuestro producto para que nuestros clientes estén interesados por él.  Te adelanto tres palabras: Identidad, Magia y Excelencia.


 

¿Te ha gustado la entrada? Creo que si estas interesado en promoverte y alcanzar más clientes puede interesarte también esta otra. 7 Razones por qué debes crear vídeos para tu Web

 

 

Por otro lado si te ha gustado el contenido ¡Compártelo! No hay nada mejor que eso y además me ayudas a seguir creando contenido interesante y útil. Y por supuesto, espero que comentes que te ha parecido la entrada.

 

¡Nos vemos!

2 comentarios en “¿El cliente siempre tiene la razón?

Deja un comentario